La corrupción y movimiento de policías

14231880_10154557746964479_586709777600811958_o
EN MI OPINIÓN
Por Juan Sabino Cruz
PACHUCA, Hgo.- Conflictos de intereses políticos y económicos podrían ser la causa de “próxima” movilización de Policías Estatales en contra de sus mandos. Ahora, supuestamente, cuestionan los nombramientos de delegados que se han dado en los últimos días.
Sin lugar a dudas, el Contador Público Francisco Javier Mayorga Domínguez, quien dejó su profesión para convertirse en “policía”, concretamente Subsecretario de Seguridad Pública en Hidalgo, se preocupa por afianzar a su gente como mandos en la Coordinación de Seguridad Estatal y en los propios municipios.
Hay voces que indican que como es posible que este “policía” haya “sobrevivido” a la limpia que se ejecuta en la actual administración gubernamental de Hidalgo, pues en la pasada de Paco Olvera brilló por su autoritarismo, ineficiencia y se podría decir que hasta por tolerar la corrupción.
Mencionar corrupción es una palabra fuerte, pero pareciera que Mayorga Domínguez fungió demencia frente a los abusos que cometían en contra de los elementos de la Coordinación de Seguridad Pública de Hidalgo que debían pagar cinco mil pesos constantes y sonantes por un cambio de adscripción.
Fuentes dignas de crédito revelaron que cada delegación tenía que dar un entré de 20 mil pesos mensuales, son un promedio de 30 en Hidalgo, resultan 600 mil pesos mensuales, dinero sucio que terminaba en manos de mandos corruptos.
Ahora se entiende porque había muchos policías habilitados como delegados de la Coordinación de Seguridad Pública del Estado, además jamás se actuaba contra los Policías Estatales que incurrían en actos de deshonestidad y abuso en contra de la sociedad.
El propio Mayorga Domínguez se comportaba autoritario frente a las personas que eran víctimas de la delincuencia y se atrevían a quejarse, inclusive, mucho se habló y se recuerda que literalmente regaño a criadores de borregos y gallos en Tlanalapa, acción que se repitió en otros municipios donde la gente no aguantaba la inseguridad y hasta le advirtieron al subsecretario que tomarían la ley en sus manos y lincharían a los criminales.
Sin duda, Francisco Javier Mayorga Domínguez, mano derecha de su primo Alfredo Ahedo Mayorga, ex secretario de Seguridad Pública de Hidalgo, debió estar informado de los referidos actos de corrupción que existían en esta y otras corporaciones estatales, así se vivió una época de inseguridad, nada se hizo por corregirlo, pareciera que no había capacidad o calidad moral.
ANUNCIAN MOVILIZACION
Ahora en redes sociales se anuncia que Elementos de la Coordinación de Seguridad Pública Estatal distribuidos por la geografía estatal en breve realizarán una marcha de protesta en la capital.
Pretenden exigir explicaciones en la asignación de ascensos y nombramientos, así como trato digno a todo el personal y freno a los abusos.
Se quejan por un ajuste al horario de trabajo de 12 x 12, lo cual no es nuevo, también critican el nombramientos de mandos y delegados que supuestamente se otorgaron a gente sin experiencia y en algunos casos con antecedentes penales.
Debe quedar claro que no sé quejaban cuando les ponían como delegado a un “pelele” que les permitía montar retenes para inventar infracciones y sacar dinero a la ciudadanía.
Es una realidad que este medio de comunicación no trata de proteger o condenar a nadie, pues muchos de los elementos son buenos y reciben órdenes, empero, pareciera que personas con intereses mezquinos pretenden desestabilizar para que vuelvan los vicios por intereses políticos y económicos.
Por esto se podría afirmar que la lucha contra la corrupción que ha puesto en marcha la actual administración gubernamental ha afectado a quienes recibían carretadas de dinero, mismos que parece están movilizando a sus incondicionales y preparan una manifestación para recuperar sus cotos de poder y control de las corporaciones.
Está claro que no se debe recular frente a presiones de grupos minoritarios de policías estatales que en muchos casos disminuyeron su ingreso porque ya no los dejan parar carros para extorsionar en carreteras y área urbana de todo Hidalgo.
Hay un dicho que reza: “Para que la cuña apriete debe ser del mismo palo”, así que Mayorga Domínguez en lugar preocuparse por su “agencia de colocación de personas” como mandos policiacos en municipios, mejor debería investigar la corrupción de la que se ha mencionado para informarlo a sus superiores, así como detectar el origen del grupo de insurrectos que jamás se inconformaron cuando prevalencia la deshonestidad.
http://elreporterohgo.com/noticias/2016/10/13/apan-es-tierra-de-zetas-advierten/

Tambien podria interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *