Abuso policiaco por ser solidario

Tratado como verdadero criminal
Por Juan Sabino Cruz
ZEMPOALA, Hgo.- Mientras el índice delictivo crece en distintos puntos del municipio de Zempoala, al parecer, por instrucciones del alcalde Héctor Meneses Arrieta, los oficiales de Seguridad Municipal se dedican a cometer todo tipo de excesos en contra de pacíficos ciudadanos con espíritu solidario que buscan ayudar a sus semejantes.
Juan Reyes, la tarde del miércoles 2 de agosto, solicito la presencia de EL REPORTERO para documentas abusos que en esos momentos cometían oficiales de Seguridad Municipal en el poblado de Santo Tomás.
El quejoso explicó que, aproximadamente a las 11:30 horas del citado día, a un distribuidor de aceite se le revenó un neumático y cayó a la cuneta del nuevo bulevar de Santo Tomás.
Conforme a su espíritu de solidaridad y hasta usos y costumbres del pueblo procedieron auxiliar al chofer, mismo que no tenía lesión alguna, así como lo han hecho toda la vida, con su viejo tractorcito sacaron la camioneta para que fuera reparada la llanta.
Realizaban esa maniobra cuando apareció una patrulla de Seguridad Municipal, explicaron a uniformado lo ocurrido y ayudaban a sacar el vehículo y el oficial dijo que no había problema, terminarán la maniobra y dejaran despejada la vialidad.
IRRACIONAL COMANDANTE
Sin embargo, unos minutos después, se presentó un comandante de la Policía Municipal, parecía irracional y amenazaba con llevarse la camioneta y el tractor, le explicaron lo ocurrido y se mostró falto de criterio para entender que solamente ayudaban a un prójimo de manera solidaria, pues cualquiera está expuesto a sufrir un percance.
En virtud que el mando policiaco se negaba a entender y asumió una conducta bélica y altisonante, desengancho el tractorcito y, sin que nadie lo impidiera, lo puso en marcha para llevarlo al rancho de su compadre y se retiró a su casa en la misma localidad.
El operador de la camioneta que sufrió el percance llamó a su aseguradora para que se hiciera cargo del incidente, mientras que cuatro patrullas de las seis que tiene el municipio fueron destinadas a vigilar el rancho hasta después de las 18 horas.
Dichos “guardianes del orden” exhibieron su incapacidad porque mientras rodearon el rancho para detener a Juan Reyes, ya sin que existiera flagrancia, este ya se encontraba descansando en su casa.
Unos patrulleros entraron a un predio para preguntar a dos albañiles por el paradero de Juan Reyes, pero fueron ignorados, nadie proporciono información.
Esos mismos albañiles llevaron a EL REPORTERO hasta la casa del citado Juan, mismo que afirmó era incomprensible la actitud que asumieron los oficiales de Seguridad Municipal, afirmó que así deberían ponerse con verdaderos criminales que actúan en el municipio y dejar de agredir a la gente honesta y trabajadora del pueblo.
Después de las 8 horas, EL REPORTERO se trasladó al rancho donde estaba el tractor, se encontró a dos patrullas que bloqueaban el acceso, inclusive, mismas que fueron movidas rápidamente.
Este periodista entro al rancho para tomar fotografías del tractor y el rancho custodiado, los oficiales informaron a su directora Laura Peñafiel, quien por radio les ordenó retirarse y no dieran oportunidad a ser fotografiados.

Tambien podria interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *