Ciudadanía a merced de la delincuencia


Policía Preventiva desorientada
Por Juan Sabino Cruz
APAN, Hgo.- El pésimo trabajo que realiza la Dirección de Seguridad y Vialidad Municipal ha originado que la ciudadanía este a merced de la delincuencia. Es una realidad que los delincuentes actúan con impunidad, despojan a sus víctimas de objetos de valor con la facilidad de arrebatar el dulce a un niño.
El gendarme estatal Héctor Ramírez Ramírez, al parecer sin méritos suficientes pero con un buen “padrino” o “madrina”, hace escasamente un par de meses fue nombrado como flamante nuevo Director de Seguridad y Vialidad Municipal de Apan.
Parece que el nuevo mando policiaco rápidamente se dio cuenta del grave problema de inseguridad que se vive en Apan su primera acción fue retirar las patrullas que hacían presencia en entradas y salidas de la cabecera municipal, las concentro en sus oficinas que ha convertido en una fortaleza con personal armado hasta los dientes, ni el Ayuntamiento cuenta con tanta seguridad.
IMPUNE SALTO
Minutos antes de las diez horas de lunes, tres sujetos armados ingresaron a la tienda Elektra que se ubica en la calle Reforma, entre Insurgentes y Juárez, rápidamente se apoderaron de más de veinte teléfonos celulares con valor promedio de cinco mil pesos cada uno, es decir, el botín supero los cien mil pesos.
Presuntamente, los maleantes huyeron en un automóvil Nissan Versa, color gris.
Elementos de la Policía de Investigación y agentes de la Policía Estatal implementaron un operativo de búsqueda en la cabecera municipal de Apan y municipios de la región.
Los oficiales de Seguridad y Vialidad Municipal de Apan, después del asalto, ante la falta de protocolos o un líder que les indicara que hacer, se dedicaron a dar vueltas a tontas y locas, otros se quedaron en la tienda hasta muy tarde, como si fueran a regresar los rateros, el resultado fue que los criminales huyeron.
Quedó claro que después del asalto, Policía Estatal y de Investigación encabezados por su delegado y comandante realizaron intenso trabajo de búsqueda, mientras que Héctor Ramírez jamás se apartó de su espacio de confort, nunca salió de su oficina.
Inclusive, este medio de comunicación se trasladó a las oficinas de la Policía Preventiva localizadas cerca de la Estación del Ferrocarril, atrás del OXXO de avenida Benito Juárez, lo primero que se encontró fue varias patrullas parqueadas, por cierto, varias sin placas, el acceso resguardado por gendarmes armados hasta los dientes, además cerca del acceso y para uso exclusivo del director una patrulla de lujo.
En el interior se puede ver un exceso de personal administrativo, se pidió ver a Héctor Ramírez, le llamaron porque estaba en el segundo nivel, al parecer dormitorio, pero nunca apareció.
Sin duda, ante la pésima policía preventiva, la población apanense tendrá que extremar sus precauciones para evitar que su nombre aparezca en las estadísticas de víctimas y con la esperanza de que algún día se pueda tener la buena seguridad que en campaña prometió la alcaldesa panista Ángeles Anaya.

Tambien podria interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *