Policía al borde de la muerte

PATRU PATRULLITA

APAN, Hgo.- Un botín aproximado de 40 mil pesos en efectivo, una patrulla destrozada y un policía municipal que se debate entre la vida y la muerte en el hospital Magdalena de las Salinas, la tarde de hoy, viernes 20 de febrero, fue el saldo que dejó violento asalto a un rancho del poblado de Lázaro Cárdenas, municipio de Apan. Después de los hechos, sobresalió la prepotencia y florido lenguaje de Rogelio Samuel Valencia Pérez, Secretario de Seguridad Pública en este municipio.
Los primeros informes recabados por EL REPORTERO indican que, aproximadamente a las 15 horas, dos o tres individuos que portaban armas de fuego, abordó de una motocicleta irrumpieron en la ex hacienda de Lázaro Cárdenas para apoderarse de aproximado de 40 mil pesos en efectivo que sería para cubrir la nómina de los trabajadores.
Las víctimas pidieron auxilio a las autoridades policiacas y hasta informaron que los maleantes dejaron la motocicleta para abordar un coche tipo Malibu, así huyeron con dirección a La Unión, estado de Tlaxcala.
Mario Arriaga, policía preventivo, a bordo de la patrulla marca Dodge, tipo Dakota, matricula 00182, color azul, salió en persecución de los maleantes.
Por causas hasta el momento desconocidas, el oficial perdió el control de la patrulla que circulaba a gran velocidad, se volcó y dio por lo menos cuatro volteretas entre las tierras de cultivo para detenerse a más de 50 metros de la carpeta asfáltica.
El ulular de las sirenas de ambulancias surcaba el cielo, surgió alarma entre la población por el inusual movimiento de los vehículos de emergencia.
Socorristas de la benemérita Cruz Roja llegaron al lugar del accidente en la carretera Apan-La Unión, con habilidad lograron rescatar al uniformado de entre los hierros retorcidos de la patrulla, rápido fue llevado al Hospital Regional del Altiplano.
El policía preventivo fue estabilizado y se diagnosticó que entre las heridas más graves era un pulmón perforado y varias costillas rotas.
Se dijo que sin pérdida de tiempo el uniformado fue llevado al hospital Magdalena de las Salinas de la ciudad de México, lugar donde se debate entre la vida y la muerte.
HUYERON LOS HAMPONES
Trascendió que en los límites de Hidalgo y Tlaxcala, operador de una pipa atravesó en la carretera su vehículo para interceptar y detener a los hampones, sin embargo, estos descendieron del Malibu para accionar sus armas de fuego, abrirse paso y escapar con rumbo desconocido.
PREPOTENTE JEFE POLICIACO
Mientras el policía preventivo eras traslado al hospital y en los límites de Hidalgo y Tlaxcala un particular intentaba detener a los hampones, Rogelio Samuel Valencia Pérez, Secretario de Seguridad Pública en Apan, exhibía su prepotencia y falta de preparación.
Lugareños informaron que el jefe policiaco se presentó al lugar de la volcadura, en lugar de preguntar por el estado de salud del uniformado, exigía a los operadores de las grúas que levantaran el vehículo porque no lo podía exhibir accidentado.
Hubo renuencia de los operadores de las grúas que en apego a la legalidad le indicaron que era jurisdicción estatal y no podrían retirar la patrulla accidentada hasta tener la orden del delegado.
Presuntamente, a decir de los curiosos, el mando policiaco expresó que ahí ordenaba él, con fundamento en el artículo 115 constitucional, además traería sus propias grúas para no tratar con culeros, se puso a hacer gala de ser influyente, inclusive demostró tener buen “padrino” en virtud que la patrulla fue levantada y retirada son respetar los protocolos legales, pues ni siquiera espero a que llegaran los peritos.
CONFRONTADO
Precisaron que dicho mandó policiaco, habla de respetar la autonomía municipal, misma que fue vulnerada cuando fue impuesto como Secretario de Seguridad Pública Municipal ante la complacencia de los integrantes de la asamblea municipal que olvidaron su papel de representantes del pueblo y, sin duda, pasaran a la historia como el peor cabildo del municipio.
El contar con un “padrino” importante en el Estado, Rogelio Samuel Valencia Pérez, mantiene su actitud prepotente y bélica con quien se atraviesa a su paso, misma que origino su salida de Mineral de la Reforma.
Su llegada al municipio de Apan, en poco tiempo origino
Divisionismo entre las diferentes corporaciones, se perdió la comunicación con la Policía de Transito Estatal y la investigadores, inclusive, su autoritaria actitud propicio que también se confrontara con el personal de la agencia del Ministerio Público.
Lo anterior es bien aprovechado por la delincuencia que con impunidad roba decenas de automóviles, atraca comercios, cometen millonarios saqueos a ranchos entre otros actos ilícitos.
El día de hoy, viernes, por lo menos se registraron seis actos ilícitos graves en Apan, está el asalto al rancho de Lázaro Cárdenas, más tarde un asalto a una gasolinera de Ocotepec, atracos a comercios y hasta el robo del teléfono celular a una chica, entre muchos otros que fueron denunciados penalmente.
Como colofón y para exhibir mayor ignorancia, Rogelio Samuel viola el derecho constitucional de libre tránsito al regresar los camiones de carga que en su ruta deben atravesar la ciudad de Apan por la calle Ocampo, argumenta que no deben pasar por el área urbana.

Tambien podria interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *