Pésima reconstrucción de avenida

Baches en Solidaridad-Constituyentes
Por Juan Sabino Cruz
PACHUCA, Hgo.- Auténticos aprendices de constructores fueron los encargados de “reconstruir” avenidas de Pachuca. Cobran millonarias cantidades por hacer trabajos de pésima calidad que no deben ser aprobadas porque exhibirían al Gobierno del estado de Hidalgo.
Citlali Jaramillo Ramírez, Titular de la Secretaría de la Contraloría del Gobierno de Hidalgo, ya debe tener conocimiento de la verdadera porquería de obra que se ejecutó en la reconstrucción de tramos de la avenida Solidaridad, fraccionamiento Piracantos de Pachuca.
Hace escasamente un mes, se abrió la circulación vehicular en la rehabilitada vialidad y, unos días después, con las primeras lluvias se empezaron a formar baches, encharcamientos, parches y humedad que afecta a más de medio millón de capitalinos.
Durante el presente año y por etapas se realizó la reconstrucción de dos tramos de pavimentación asfáltica en avenidas Constituyentes-Solidaridad de Pachuca.
Fueron muchas las molestias causadas a los vecinos de Piracantos y ciudadanos en general que utilizan la arteria, sin embargo, existía beneplácito en virtud que se realizaban trabajos de reconstrucción total, es decir, se tendía nueva carpeta asfáltica y se esperaba una obra de calidad y duradera.
Una vez concluidos los trabajos de reconstrucción, La Secretaria de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial de Hidalgo, a cargo de José Ventura Meneses Arrieta, coloco enorme mampara para destacar la obra hecha por la el área a su cargo.
El texto dice: “El gobierno del estado de Hidalgo reconstruye pavimentación asfáltica en av. Constituyentes-Av. Solidaridad, en Pachuca de soto”.
Establece que la obra consta de 15 mil 901 metros cuadrados, con una inversión de 5 millones 552 mil 947 pesos y 32 centavos, misma que beneficia a 524 mil 446 personas.
Lo curioso es que esta obra en escasas cuatro semanas de puesta en servicio ya presenta enormes parches, además se abrieron zanjas, al parecer para meter drenajes. Pareciera que José Ventura Meneses Arrieta, director de Obras Públicas de Hidalgo y sus colaboradores no planearon y ahora el pueblo paga las consecuencias de su incapacidad.
Más grave es que estas avenidas recién reconstruidas no aguantaron siquiera a que cobraran los constructores, ya se encuentra con bastantes baches que poco a poco se agrandan y hasta se alcanza a observar la antigua carpeta sobre la cual se tendió el nuevo asfalto posiblemente calcinado y eso origina que se desmorono y permita el paso de la humedad, las tapaderas de los registros del drenaje se desmoronan como polvorones.
Está claro que fue mal aplicado el material de dudosa calidad, se desmorona como plastilina dura, pero también hay enormes encharcamientos de agua originados por la falta de capacidad para utilizar niveles y conducir el líquido por los canales de desagüe que existen en los camellones, la humedad ya penetro y prácticamente sería necesario rehacer los trabajos y no permitir los remiendos.
La contralora Citlali Jaramillo debe iniciar su procedimiento legal para sancionar a la constructora que ejecutó los defectuosos trabajos, así como al laboratorio que superviso y aprobó los materiales en la obra.
Sería conveniente que se diera a conocer el nombre de la constructora que hizo esta obra para que se abstengan de contratarla en otros municipios, pues por ahora ha sido un desperdicio la inversión superior a los cinco millones de pesos.

Tambien podria interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *