Asesinaron a un hombre de trabajo

*Primero sufrió un atentado

*Después fue objeto de “Levantón”

*La Procuraduría fue incapaz de protegerlo

Por Juan Sabino Cruz

APAN, HGO. – Las autoridades fueron incapaces de investigar y proteger a un hombre que sufrió un atentado a balazos el 31 de enero, tres semanas después fue “levantado” y ahora fue hallado muerto con huellas de tortura. La familia exige justicia.

Como se dio a conocer con oportunidad, la tarde del 31 de enero, un hombre identificado por sus iniciales como R. M. H., acompañado de una mujer y un hombre viajaba en su automóvil marca Chevrolet, tipo Cavalier, color gris, sobre la carretera Tepeapulco-Apan.

Presuntamente, la mujer dijo sentir nauseas, el conductor se orilló a la altura de la colonia Lomas del Pedregal para que la fémina bajara a vomitar, mientras los varones se apartaban del coche para orinar.

En esos momentos, también se detuvo un coche Volkswagen, tipo Golf, del cual desciende  un desconocido que descarga su arma de fuego en la humanidad de R. M. H., mismo que era gente de trabajo y se dedicaba a la hojalatería y pintura de automóviles.

La victima logro sobrevivir al atentado, por las lesiones que sufrió no podía mover los brazos, quedó convaleciente en la casa de la mujer que lo acompañaba el día del atentado.

“LEVANTON”

La tarde del pasado miércoles 20 de febrero, supuestamente desconocidos se llevaron al hojalatero R. M. H., sus verdaderos familiares publicaron una fotografía de la víctima y suplicaban el apoyo de la población para encontrarlo.

Hubo muchos comentarios, pero nadie supo dar razón de su paradero. Las corporaciones policiacas dieron poca importancia a la desaparición.

HALLADO MUERTO

La mañana de hoy, viernes 22 de febrero, se dio a conocer un macabro hallazgo, se precisó que, el cadáver de un hombre con huellas de tortura fue localizado la tarde de ayer,  jueves, en un camino de terracería que une a la localidad de Francisco Sarabia, municipio de Tepeapulco y Singuilucan.

Las autoridades policías establecieron que el occiso vestía pants azul, playera gris y zapatos tenis azul marino, además estaba maniatado, tenía un cable atado al cuello y, al parecer, fue molido a golpes.

Rápido se logró saber que el hombre torturado y privado de la vida era el mismo hojalatero que sufrió un atentado y un día antes había desaparecido de Apan.

Familiares de la víctima establecieron que exigen justicia, no es posible que la Policía de Investigación con tantas contradicciones desde el atentado haya sido incapaz de esclarecer los hechos, inclusive, por lo menos proteger al hombre que no tenía problemas, se dedicaba a trabajar y ahora está muerto.

El día de hoy, viernes, los familiares se trasladaron a reclamar el cadáver al distrito judicial de Tulancingo, tendrán que intervenir los investigadores de la ciudad de los satélites que quizá tengan mayor capacidad para escudriñar y descubrir al o los asesinos.

Tambien podria interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *