Desperdician recursos públicos

Urge bacheo y destruyen

La glorieta al tlachiquero

Por Juan Sabino Cruz

Tepeapulco, Hgo. – Con bastantes necesidades como la reparación de pozos de agua, reparación de transitadas vialidades y hasta mantenimiento a parques y jardines, la administración municipal prefiere ha perdido el rumbo y ocupa los recursos en la destrucción de magueyeras para desaparecer la glorieta al Tlachiquero, sin duda, emblemática de la zona del altiplano.

En breve recorrido por el municipio de Tepeapulco, se pueden encontrar infinidad de necesidades que parece no ven las autoridades municipales, ejemplo la avenida que comunica a la colonia Benito Juárez con la escuela CBTIS 59. Esta destruida, inclusive, grandes vehículos de transporte público zigzaguean para inútilmente pretender evitar los abundantes hoyos.

Un problema similar se tiene a un costado del mercado municipal de Ciudad Sahagún, la autoridad municipal levanto la deteriorada carpeta para mejorar la vista a la futura tienda Chedraui, pero al no terminar los trabajos, ahora el área se ha convertido en un lago imposible para el paso de coches.

Las áreas verdes de parques y jardines están totalmente abandonadas, el pasto está más grande que las bancas metalizas que han dejado de ser utilizadas.

Aunado a lo anterior, por supuestas deficiencias técnicas, desde principios de este año, amplio sector de Ciudad Sahagún se encuentra sin agua potable, les racionan liquido en pipas, insuficiente para atender las necesidades elementales del hogar.

Los afectados del servicio de agua están indignados, refieren que el alcalde José Alfonso Delgadillo López ha hecho caso omiso o es incapaz de resolver los problemas.

DESTRUYEN GLORIETA

Con todas las necesidades antes referidas, la tarde de ayer, con maquinaria pesada se empezó a destruir la glorieta al Tlachiquero que se ubica en la entrada a Tepeapulco, a un costado del panteón municipal.

Con maquinaria pesada se arrancaron y dañaron majestuosas plantas de maguey, unas grandes y otras pequeñas, poco a poco fueron cayendo, presuntamente para agilizar la vialidad.

Nadie pidió destruir la glorieta que cumplía su misión y estaba en perfecto estado, inclusive, se edificio en honor a la industria pulquera que en una época floreció en la zona del altiplano.

El alcalde José Alfonso Delgadillo López y el pleno del cabildo son los responsables de este desperdicio de dinero, el alcalde por ordenar obras a lo tonto y los regidores por olvidarse de su labor y únicamente dedicarse a aumentarse la dieta y cobrar cada quince días.

La administración municipal de Tepeapulco ha pedido el rumbo, la sociedad está indignada, se organiza y podría tomar acciones para corregir y solucionar los problemas que podrían lograr mediante la desaparición de poderes y nombrar un Concejo de Administración.

Tambien podria interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *