Queja médica, alternativa para resolver el conflicto médico – legal

Con el objetivo de dar prioridad a mecanismos de conciliación entre médicos y pacientes en resolución de conflictos en servicios de atención médica y evitar tortuosos procesos judiciales, los diputados de Morena y médicos Rafael Garnica Alonso, Humberto Veras Godoy y José Antonio Hernández Vera sometieron a consideración del Pleno del Congreso del Estado de Hidalgo una iniciativa de reforma al artículo 7 de la Ley de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias.

Los legisladores explicaron que el uso de estos mecanismos permitirá invitar a médicos, prestadores de servicios o al representante a una audiencia de conciliación para aclarar situaciones y otorgar alternativas de solución, de manera que puedan ser solventados mediante acuerdos antes que recurrir al Ministerio Público.

Indicaron que su iniciativa considera que en caso de que las partes no alcancen un acuerdo durante la audiencia de conciliación, se recurrirá a una segunda etapa que es el arbitraje, y que si tampoco se logra un convenio, entonces se podrá dar inicio a una carpeta de investigación.

“Existe ya un precedente exitoso de resolución de conflictos en los servicios de atención médica, por medio de los organismos que aplican los Medios Alternos de Solución de Controversias, como lo son la Comisión Nacional de Arbitraje Médico y sus homólogos, las comisiones estatales de Arbitraje Médico”, subrayaron.

Estos mecanismos alternos intentan dejar atrás la percepción de procesos judiciales tortuosos a la hora de presentar inconformidades. Se concibe una transformación absoluta para que el conflicto médico legal deje de ser una verdadera contrariedad para todos los involucrados.

Explicaron que el sector salud es frecuentemente objeto de señalamientos negativos debido a que en él se presentan objeciones al servicio ofrecido. Una de estas acciones, dijeron, es la queja médica, presentada como alternativa para resolver problemas derivados de la actuación, diagnóstico, tratamiento, cirugía, por parte del médico o prestador de servicios de salud, ya sea por irregularidad, omisión, negación del servicio o errores técnicos, malas prácticas médicas, imprudencia, negligencia por abandono, descuido e impericia.

Comentaron que en la práctica médica existen riesgos inherentes suscitados por complicaciones, riesgos que se seguirán presentando, ya que una de las características de la medicina, que la hace diferente y especial en relación a otras, es que su práctica obliga en muchas ocasiones a la toma de decisiones en situaciones de emergencia, incertidumbre o presión, en las que el médico no puede tener el control de todos los factores presentes.

“Esto último pareciera no ser de conocimiento general y en automático son interpretadas como consecuencias de no apego al conjunto de prácticas médicas que generalmente se consideran adecuadas para tratar a los pacientes”, señalaron.

Tambien podria interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *