Agoniza por negligencia en Hospital del Altiplano


Por Juan Sabino Cruz
APAN, Hgo. – Por necedad de un médico prácticamente agoniza una mujer en el Hospital Regional del Altiplano donde tiene asignada la ama 107, pese a la advertencia de la familia, le aplicaron insulina y ahora el diagnóstico es de pronóstico reservado.
Juan Mendoza Jaime, vecino de la localidad de Los Coyotes, municipio de Tepeapulco, clama justicia, llora al saber que por negligencia médica su madre está al borde de la muerte.
Dijo que su madre sufrió deshidratación por vómito, la llevaron al médico a Tepeapulco y les recomendó trasladarla al Hospital Regional del Altiplano, ahí recibiría atención especializada.
A las once horas del domingo 12 de agosto, ingresaron a Helena Jaime Arciniega, de 68 años, al Hospital Regional del Altiplano. Advirtieron al médico que la enferma era alérgica a la insulina, inclusive, a la mayoría de los medicamentos para diabéticos.
Con suero le empezaron a bajar la glucosa que tenía alta, iba bastante bien, de 400 ya la tenía en 200, pero más tarde, el galeno del que ignoran la identidad, les indicó que la mujer no era diabética y no le haría daño la insulina.
Juan Mendoza Espinoza, esposo de la paciente, volvió a advertir que su mujer era alérgica a la insulina, el medico no hizo caso, la aplicó y, a los dos o tres minutos, la enferma sufrió un shock, dijo que sentía mucho frio y le ardía la cintura.
Fue necesario ponerle un respirador artificial y cada día su estado de salud se deteriora.
El día de hoy, miércoles 15 de agosto, indican que Helena Jaime esta hinchada de todo el cuerpo, los médicos le dan pocas esperanzas de vida.
Juan Mendoza Jaime reiteró que su madre estaba bien, el problema fue la insulina que le aplicaron indebidamente, ahora los médicos se deslindan de esa responsabilidad.
NEGRO HISTORIAL
Cabe recordar que el Hospital Regional del Altiplano, durante la pasada administración gubernamental de Francisco Olvera, se caracterizó por su ineficiencia, había muerte materna, después, para eludir esa responsabilidad a las embarazadas les pedían se fueran al hospital de Pachuca, inclusive, recomendaban que dijeran que se fueron de compras y no esperaban aliviarse tan pronto.
Hubo otras mujeres menos afortunadas que se aliviaron en los baños del Hospital del Altiplano, unas más fueron regresadas a su hogar porque supuestamente les faltaba y debieron recurrir a clínicas privadas porque no alcanzaron a llegar.
Pese a lo anterior, el actual director Benito Tello, pone poca atención, son recurrentes sus ausencias, parece que no le interesa su trabajo, cuando se le busca, el personal a su cargo aduce que acaba de salir, hoy, al medio día brillo por su ausencia.
Hace escasamente tres meses, por la falla de un sistema de bombeo cuya reparación costaba escasos 16 mil pesos, por semanas no hubo agua caliente, las pacientes debieron bañarse con agua fría o calentar en botes de 20 litros con una burda resistencia eléctrica.
Ahora es tiempo que, Marco Antonio Escamilla Trejo, Secretario de Salud en Hidalgo, voltee la mirada al Hospital del Altiplano que se caracteriza por la ineficiencia total. Sería la única forma de empezar a brindar un servicio médico de calidad que merecen los habitantes de esta región hidalguense.

Tambien podria interesarte...

1 Respuesta

  1. Erika Hernandez ortega dice:

    A mi suegra le dejaron unas gasas un mes y dijo el director q no era nada que a otras personas les an dejado tijeras y q no asian tanto escandalo desaparecieron el expefiente de mi suegra estrañamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *